En España mueren 30.000 personas al año por parada cardiorrespiratoria, más de la mitad de estas muertes súbitas son en domicilios particulares, muchas de estas defunciones se podrían evitar instalando un desfibrilador en las comunidades de vecinos.

Los equipos desfibrilador DEA cada vez son más comunes encontrarlos instalados en edificios de viviendas, espacios con una alta ocupación durante todo el año y dónde estadísticamente se producen más paradas cardiorrespiratorias fuera del ámbito hospitalario.

La cardioprotección de comunidades de vecinos mediante la instalación de equipos desfibrilador y la formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar a todos los vecinos del inmueble, aumenta las posibilidades de supervivencia de una persona que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria. En muchas ocasiones los centros sanitarios y servicios de ambulancias están a más de cinco minutos de distancia del edificio donde se reside, por lo que en muchas ocasiones se superan los tiempos máximos de llegada en caso de paro cardíaco súbito, rompiendo así la cadena de supervivencia.

Ante una paro cardíaco el tiempo de reacción es primordial para poder salvar la vida de la víctima, aplicar la reanimación cardiopulmonar de forma inmediata aumenta exponencialmente las posibilidades de la persona en parada cardíaca y reduciendo también las posibles secuelas neurológicas por la falta de oxígeno en el cerebro y órganos vitales. Recordar que una parada cardíaca interrumpe la respiración y el riego sanguíneo espontáneo con la consecuente falta de oxigenación de las células y tejidos.

Empresa instaladora de desfibriladores DEA en comunidades de vecinos

El desfibrilador para casa es otra de las opciones al alza para cardioproteger hogares, el alquiler de estos equipos incluye todo lo necesario para cumplir con la normativa, va acompañado de una formación sobre soporte vital básico y uso del desfibrilador, incluyen el mantenimiento y recambios por uso o caducidad.

Somos instaladores homologados de desfibriladores DEA y academia de formación de primeros auxilios, expertos en espacios cardioprotegidos desarrollamos un plan de cardio seguridad a medida para comunidades de vecinos, valorando todos los espacios comunes y ofertando la mejor oferta de cardioprotección para su edificio.

Los edificios de viviendas comunitarios disponen de espacios comunes donde la instalación de un desfibrilador es más eficaz, siempre ha de estar situado a menos de 1 minuto de cada vivienda, siendo ampliable el número de equipos DEA hasta cubrir todo el espacio delimitado.

Oferta para cardio proteger comunidades de vecinos y viviendas particulares con desfibriladores DEA

Con una cómoda cuota al mes incluimos el desfibrilador DEA DESA (número 1 en EEUU), la instalación del equipo en vitrina con llamada automática al 112 de emergencias, la señalética de todo el interior del edificio y zonas exteriores, el mantenimiento (revisiones, caducidad de baterías y parches electrodos incluidos) y recambios (por uso) incluidos.

Nuestra oferta de cardioprotección para particulares y comunidades de vecinos incluye la formación de todos los vecinos residentes en el edificio en maniobras de RCP y uso del desfibrilador instalado en la comunidad. Una oferta de cardioprotección que lo incluye todo, sin letra pequeña ni gastos añadidos por el uso del equipo de desfibrilación.

Ante una parada cardíaca súbita el tiempo de reacción es determinante para la supervivencia de la víctima, por lo que tener un desfibrilador cerca y saber utilizarlo puede salvar la vida de los que más quieres.